7 Mutaciones Beneficiosas | ¡Increíbles habilidades sobrehumanas!

¿Existen mutaciones humanas beneficiosas? Las curiosidades del cuerpo humano nos llevan en un viaje de exploración por una máquina perfecta. Un sistema que nos mantiene en pie, que nos permite movernos a gusto, que nos conecta con los estímulos y sensaciones del mundo exterior.

En los últimos años, el extraordinario avance en nuestro conocimiento sobre la genética humana da muestra del infinito caudal que aún se nos está por revelar. Pero, en lo que sí hemos logrado saber, aparecen las mutaciones humanas, algunas puntuales que hacen a las personas que las poseen, más resistentes a enfermedades o a condiciones ambientales hostiles.

Estas ventajas biológicas se deben a pequeñas mutaciones genéticas que pueden producirse a través de miles de años, o en menos de un siglo. Hoy en Supercurioso sacamos a relucir nuestra faceta científica, para contarte sobre esas mutaciones beneficiosas que hacen al ser humano más poderoso y resistente.

7 mutaciones humanas que nos hacen más poderosos

Las curiosidades de la genética permanecen bastante lejanas del común de la población. Se trata de una ciencia compleja, para cuya comprensión hay que estudiar años y años. Pero, en un lenguaje sencillo, queremos hablarte hoy sobre esas mutaciones beneficiosas, que llevan años o siglos presentándose en algunos individuos de la raza humana, y que han ayudado a mejorar su vida o a hacer de su cuerpo un sistema más fuerte y resistente. Veamos juntos las mutaciones humanas que quizás todos quisiésemos tener.

1. La anemia falciforme

mutaciones beneficiosas

¿Una mutación mortal que da inmunidad contra la malaria? Pues sí, la anemia falciforme es una enfermedad hereditaria que consiste en una deformación de los glóbulos rojos y que puede tener consecuencias fatales.

La enfermedad surge cuando en una persona se presentan dos genes portadores de la anemia, pero si solo tiene uno, este amigo podría no ser atacado por la anemia y ser resistente a la malaria, una enfermedad que afecta a millones de personas y anualmente mata a unas 600.000.

Aunque este gen se presenta en humanos con ascendencia africana, en el estudio de esta mutación podría hallarse una de las curas contra esta enfermedad. Por ello, es considerada como una de las mutaciones beneficiosas que fortalecen la raza humana.

2. La ausencia del gen PCSK9

La anemia falciforme puede aparecer en cuatro de cada mil afrodescendientes. Sin embargo, hay otras mutaciones humanas en este grupo que muchos desearíamos tener, como la de la ausencia del gen PCSK9.

La ausencia de este gen permite comer toda clase de alimentos que normalmente aumentan el colesterol, como las frituras y alimentos ricos en grasas, sin que el cuerpo se vea afectado. 

Los laboratorios de las grandes farmacéuticas llevan una década desarrollando un fármaco que inhiba las propiedades de este gen, para que podamos aprovechar esta ventaja debida a una mutación genética. Sin duda que se trata de una característica que todos desearíamos tener en nuestros sistemas.

3. La falta de la proteína CCR5

inmunidad al vih

Avanzamos en este interesante listado por las mutaciones beneficiosas más significativas con otro gen que podría protegernos de la misma manera que el PCSK9, por ausencia. La falta de la proteína CCR5 bloquea el paso del virus del VIH a las células de tu cuerpo. Es decir, te proporciona cierta inmunidad o resistencia a esta terrible enfermedad que tanto daño ha hecho desde la década de los 80 del siglo pasado.

Sin embargo, esta clase de mutaciones genéticas no te da inmunidad absoluta, pues ha habido casos de enfermos y hasta muertos entre poseedores de esta rara ventaja genética, que solo puede encontrarse en un 1% de humanos caucásicos y en proporciones mucho menores en otros grupos.

4. La mutación del gen SOST

No todas las mutaciones humanas se dan por ausencia, como las tres anteriores. Por ejemplo, entre los afrikáner (surafricanos de origen holandés) la presencia de una mutación del gen SOST, heredada de uno de los progenitores, puede garantizarte una densidad ósea que no cesará con los años, es decir, una garantía contra la osteoporosis.

Este gen controla la esclerotina, una proteína que regula el crecimiento óseo, pero tiene un pequeño problema: cuando lo recibes de ambos padres puedes sufrir de esclerostosis, un trastorno asociado al crecimiento excesivo de los huesos y que puede conducir a una muerte prematura. Así que esta rara peculiaridad genética puede ser tanto positiva como negativa, de acuerdo a cómo se presente en el cuerpo del individuo.

5. Ver debajo del agua

Otra de esas mutaciones beneficiosas y muy curiosas encontrada en pobladores asiáticos es la que se da entre los moken, también conocidos como “gitanos de mar” y que viven en las costas e islas de Birmania y Tailandia.

Los niños moken pueden ver perfectamente bajo el agua –como los demás vemos en la superficie– debido a una mutación genética que favorece una adecuación del ojo cuando se encuentran sumergidos.

Esta adaptación humana a la vida en el mar se pudo replicar con niños de otras etnias e incluso europeos, lo que indica que se trata de una habilidad que pueden desarrollar todos los seres humanos, si lo hacen desde la infancia.

6. La resistencia a las bajas temperaturas

mutaciones humanas

Otra de las mutaciones humanas más interesantes tiene que ver con la capacidad del organismo de adaptarse al contexto en el que se desarrolle su vida. Un ejemplo claro de ello es la resistencia especial que el cuerpo humano ha podido desarrollar a las bajas temperaturas, a través de mutaciones genéticas presentes en culturas tan disímiles como los inuit, que pueblan el círculo polar ártico, y los aborígenes australianos.

Ambos pueblos han desarrollado adaptaciones orgánicas que no pueden ser replicadas ni siquiera por pobladores de otra cultura que han compartido por varias generaciones las mismas condiciones ambientales.

7. Menos horas de sueño, gracias al gen DEC2

Otra de las mutaciones humanas más beneficiosas, aunque menos comunes, es la de funcionar bien con menos horas de sueño. La mayoría de las personas necesitamos entre siete y nueve horas de descanso diario para que nuestro organismo funcione de manera óptima.

Pero, menos del 1% de la población se maneja muy bien con apenas unas seis horas. Las personas con el gen DEC2 mutado tienen la capacidad de tener un sueño REM más intenso, lo que hace que su descanso sea más efectivo. Con 6 horas de sueño o menos se sienten completamente descansados y listos para encarar el día.

La naturaleza humana es extraordinaria en su capacidad para transformarse y generar resistencia a males como la osteoporosis, el paludismo o el VIH, con apenas algunas mutaciones humanas. Pero, seamos honestos, seguro que sigues dándole vueltas a esa mutación que te permitiría comer impunemente toda clase de frituras y alimentos con alto contenido de grasas, y seguir gozando de buena salud y manteniendo tu peso estable. Sería genial, ¿no es así?

Y tú, ¿Conocías estas mutaciones beneficiosas? ¿Cuál de ellas te gustaría tener? Anímate a dejarnos todas tus opiniones en un comentario. ¡Estaremos encantados de leerte! Y si te ha gustado este tema, te recomendamos que disfrutes del artículo en el que te contamos sobre La maldad como rasgo hereditario. ¡Nos encontramos en un próximo tema supercurioso!

Fuente………..SuperCurioso