CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE CAP 

POR: GERÓNIMO FIGUEROA FIGUERA

Nuestra Óptica

Como en los buenos tiempos cuando CAPturó la candidatura presidencial en 1973 y comenzó a caminar por las calles de Venezuela llevando esperanza y alegría a los venezolanos, usando aquella famosa foto saltando el pozo de agua y la consigna ese hombre si camina, va de frente y da la cara, Carlos Andrés. O como cuando usando el slogan el gocho para el 88 derrotó la maquinaria del CEN de Alfaro Ucero desde afuera, para adueñarse de la candidatura presidencial de 1988 y derrotar también a Eduardo Fernández. Hoy CAP batalla para salir de la “fosa política” donde una parranda de resentidos y envidiosos a fuerza de traiciones y mentiras creyeron haberlo lanzado, con el fin de enterrarlo políticamente, pero después de tanto tiempo no han podido ni podrán.

En los últimos meses he visto artículos de opinión publicados por las redes sociales y portales informativos, escritos por personas que se identifican y afirman que fueron tan antiadecos y que eso los llevó a desconocer y no ver la gran obra de gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez que estaba a la vista. Es más, algunos afirman que en algún momento por esa “ceguera ideológica” “ayudaron a echarle más leña a la candela”. También manifiestan que no quisieron aceptar la rectificación de algunos “errores” cometidos por CAP en el primer gobierno y que intentó rectificar en el segundo gobierno con el GRAN VIRAJE pero que no pudo realizar porque algunos políticos que se creyeron las “catedrales” se aliaron con lo más rancio del militarismo golpista, la dirección nacional de Copei comandada por Luis Herrera, el CEN de AD comandado por Alfaro Ucero y algunos jueces corruptos de la Corte Suprema de Justicia en complicidad con la Fiscalía General de la época, para producir el “golpe de estado constitucional”.

Hoy muchos como Rafael Caldera, Ramón Escobar Salón, Arturo Uslar Pietri, José Vicente Rangel Vale, Luis Alfaro Ucero, entre otros, están muertos y casi nadie o nadie los recuerda, ni si quiera para decir lo malo que fueron. Incluso, algunos que ya casi no están en el escenario político y ni rondan por Los Jabillos en La Florida, aunque no han muerto físicamente, políticamente son cadáveres insepultos, intentan seguir viviendo de lo que fue pero ya no es. También hay que recordar lo que le dijo CAP a Luis Alfaro al verse traicionado: en la carreta que me montas hoy te montarán a ti mañana. O lo que le dijo a Marcel Granier, quien apoyaba abiertamente a los militares golpistas: “si ganan los vengadores en Venezuela habrá dictadura de Chávez o de los que están con Chávez, de la cual será muy difícil de salir.

Hoy por toda Venezuela en muchas son las reuniones cuando se habla de la situación caótica del país, no falta quien diga: “Todo esto comenzó cuando algunos políticos venezolanos resentidos y envidiosos armaron la tramoya contra el presidente Pérez y en el aparato comunicacional de su gobierno no supieron o no quisieron armar una estrategia para contrarrestarlo. Tampoco hubo por parte de la dirección política del partido Acción Democrática encabezada por Luis Alfaro, interés para defenderlo. Más bien lo tiraron a los leones cuando aprobaron en el Congreso en alianza con el Copei de Caldera y Luis Herrera, el antejuicio de mérito solicitado por los miembros de la Corte Suprema de Justicia que estaban comprometidos con los gorilas golpistas. Sin los votos de AD, por mucho que sumaran Copei y la izquierda, no hubiesen aprobado nada. En esa época el jefe de la fracción parlamentaria blanca era Henry Ramos Allup.

Aún recuerdo cuando a principios de 1988 yo era secretario de Finanzas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, y había roto gremialmente y políticamente con el partido MAS, y me quedé independiente, el compañero Jesús Urbieta (QEPD) que era miembro de la CTV y también se había separado del MAS, me invito a formar parte del grupo “sindicalistas independientes con CAP”. Le acepté recordando lo que el presidente Pérez había hecho en su primer gobierno a favor de los trabajadores con las prestaciones sociales como derecho adquirido, el pleno empleo y el “fideicomiso” que ganaban las prestaciones sociales acumuladas. Cuando fuimos a La Torre Las Delicias a ofrecer el apoyo, uno de los comentarios a manera de chiste que hizo el presidente Pérez fue: “antes a mi decían vete loco” “ahora me dicen ven loco pa que arregles esto”.

Lo cierto es que en este momento el nombre, la figura y el legado del presidente Carlos André Pérez, el mejor Presidente que ha tenido Venezuela, está saliendo a flote y más temprano que tarde, y sin dudas que así será. Sin embargo, el mejor homenaje que le podemos rendir al presidente Pérez en este año del centenario de su nacimiento es que, todas las fuerzas democráticas del país, se unan como uno solo, para ayudar a derrotar este régimen dictatorial y montar un gobierno de transición y de UNIDAD con mayúsculas. Y luego decirle al presidente Pérez: “usted sabiamente lo pronosticó como dictadura” pero no le pararon, “y nosotros en UNIDAD lo derrocamos”.

 

Gerónimo Figueroa Figuera

CNP: 569

@lodicetodo

http://www.opinionynoticias.com/opinionpolitica/37687-cap