CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Despega exitosamente la misión PACE de la NASA

  • NASA y SpaceX lanzaron esta misión desde Cabo Cañaveral para estudiar el impacto de los océanos y la atmósfera en el cambio climático.

Este miércoles desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Estados Unidos, la NASA y SpaceX han marcado un hito importante con el exitoso lanzamiento de la misión PACE. Este proyecto tiene como objetivo expandir nuestro entendimiento sobre la atmósfera y los océanos, elementos cruciales en el estudio del cambio climático.

El lanzamiento se llevó a cabo a las 6:33 horas GMT mediante un cohete Falcon 9. Tras superar las fases críticas, incluido el desprendimiento del satélite y el despliegue de los paneles solares, el equipo de la NASA confirmó el éxito de la misión a las 7:08 horas GMT. Este logro llega después de que el lanzamiento fuera pospuesto dos veces esta semana por mal tiempo.

Bill Nelson, administrador de la NASA, junto con el equipo, expresó su satisfacción por la adición de PACE a la flota de satélites de observación de la Tierra, destacando su potencial para mejorar nuestro conocimiento sobre el impacto de partículas atmosféricas y oceánicas en el calentamiento . global .

«Nueva era en la ciencia oceánica»

Karen Germain, de la División de Ciencias de la Tierra de la NASA, señaló que los datos de PACE, al combinarse con las de otras misiones, inaugurarán una nueva era en la ciencia oceánica. La misión se centrará en el estudio del plancton, aerosoles, nubes y ecosistemas oceánicos, utilizando tecnología avanzada para observar cómo el océano y la atmósfera intercambian dióxido de carbono y cómo los aerosoles afectan el crecimiento del fitoplancton.

PACE medirá la luz emitida por la Tierra, incluyendo la contribución de la atmósfera y el océano, para entender mejor el fitoplancton, crucial para la cadena alimentaria marina y la absorción de CO2. Además, explorará cómo la luz solar, al interactuar con nubes o aerosoles, cambia su polarización, ofreciendo nuevas perspectivas sobre nuestra atmósfera y clima.

Con una vida útil estimada de al menos tres años y una órbita de 676,5 kilómetros, la misión promete revolucionar el estudio de los océanos y su biodiversidad, destacando la importancia del fitoplancton en la red alimentaria marina y su diversidad de especies.

Este lanzamiento representa no solo un avance tecnológico y científico, sino también un compromiso con la comprensión y protección del medio ambiente, abriendo caminos para futuras investigaciones sobre el cambio climático y sus efectos en los ecosistemas marinos.

s (EFE, DPA)