En La Guajira, indígenas Wayúu y Añú están “peor de lo que se muestra en informes”

Zulia-Regional.- El abogado y defensor de los derechos humanos de pueblos indígenas, Olnar Ortiz, aseguró que las comunidades indígenas Wayúu y Añú de la Guajira venezolana, en el estado Zulia, están peor “de lo que se muestra en informes”, debido a la carencia de servicios públicos y la falta de programas de ayuda.

“La potabilización del agua, la desnutrición y niñas embarazadas son temas delicados que se ven en muchas comunidades indígenas”, dijo el abogado en una entrevista a Radio Fe y Alegría Noticias.

Ortiz dijo que lo más impactante de su visita fue observar un gran número de niños, niñas y adolescentes con desnutrición, además del embarazo precoz que afecta a estas comunidades. “Hay muchas niñas a partir de los ocho o 10 años embarazadas y niños desnutridos”, aseguró.

El acceso a alimentos no es el único problema que enfrentan las comunidades, pues el servicio de agua potable es casi inexistente. En algunas zonas de La Guajira el agua es descrita con un color bastante marrón.

Para poder garantizar el suministro de agua limpia, las familias tienen que comprarla por cisternas, que representan un gasto muy elevado en comparación a los bajos ingresos que perciben los indígenas por actividades relacionadas a la agricultura.

En algunas familias, incluso todos sus integrantes están desempleados, destacó Ortiz. “¿Cómo se puede sobrevivir en esta situación? No solo ese escenario es desalentador, sino que aún más complicado es estar horas y días sin servicio eléctrico”.

El también coordinador del Foro Penal capítulo Amazonas aseguró que los pueblos indígenas son olvidados, “abandonados”, por los gobernantes. En ese «olvido» operan grupos irregulares armados, presentes en varias zonas de La Guajira.

“El contexto y el territorio son diferentes pero la realidad es casi igual. El tema de la presencia de grupos irregulares armados es igual que en Amazonas (…) Solo se habla del Arco Minero, pero la realidad de nuestros indígenas y la minería ilegal va más allá”, sostuvo.