La hormiga marabunta | Un depredador altamente agresivo

El reino de la naturaleza es simplemente extraordinario. Nos regala paisajes que quitan el aliento y los climas más variados. Pero es quizás en el campo de las criaturas en donde se despliega lo mejor de su magia. Basta con recordar las imponentes dimensiones del elefante o la belleza del caballo, para sorprendernos. Pero del otro extremo, entre los animales más pequeños, nos encontramos con una minúscula criatura que, no por pequeña, deja de ser peligrosa: la hormiga guerrera. La hemos visto ya en el mundo del cine, representada como un potente depredador que amenaza incluso a los humanos. Hoy en Supercurioso investigamos un poco más sobre este peculiar insecto y te contamos todo sobre la hormiga marabunta. ¿Nos acompañas? ¡Pues, empecemos!

¿Cómo es la hormiga marabunta?

hormiga hormiga marabunta

El cine siempre sobredimensiona las cosas. Pero no por ello la singular hormiga guerrera causa menos expectación. Al contrario. La llamada hormiga marabunta es en realidad un tipo de hormiga legionaria en cuya categoría entran muchas, muchísimas familias y subfamilias.

De hecho, puede haber hasta 200 tipos diferentes de hormigas guerreras o legionarias. Y su comportamiento es tan temible como eficaz. De ahí su denominación, porque si las conocemos un poco más, nos recordarán a fieros marines instruidos con un firme propósito: matar. Y su técnica es, sencillamente, infalible.

Como verás, la hormiga guerrera es muy diferente a esas típicas hormigas que nos encontramos dando vueltas alrededor de la mesa de nuestra cocina. Estas pequeñas no disponen de un hormiguero fijo en el cual, llevar a cabo una vida dentro de la clásica jerarquía que todos conocemos. La hormiga legionaria se mueven sin cesar. Son nómadas. Forman enormes ejércitos con más de un millón de miembros que avanzan incansables cruzando enormes terrenos para matar y alimentarse. Se calcula que al día pueden quitar la vida de cerca de 100.000 animales, generalmente pequeños artrópodos.

Y resulta curioso, de hecho, observar cómo al paso del avance de la hormiga marabunta, les suelen acompañar numerosas aves. ¿La razón? Son muchos los pequeños animales que escapan al presentir la cercanía de la hormiga legionaria, huidas que les sirven a estas aves para cazarlos en medio de esa escapada llena de temor. Y no es para menos…

Seguro que te has fijado ya en las enormes y afiladas mandíbulas de la hormiga guerrera. Dan auténtico miedo, disponen de tanta fuerza que pueden levantar a otros animales que duplican o triplican su peso. Los cortan por la mitad y más tarde, llevan los restos a su nido particular.

Dicho nido lo organizan cada día por la noche. Se trata de un fenómeno digno de observación que sorprende a cualquiera: las hormigas se entrelazan entre sí, hasta formar un cúmulo oscuro y denso denominado «vivaque«. Y en el centro de todas ellas, está la reina.

Si te gusta el mundo audiovisual y quieres ver a estas pequeñas soldadas un poco más de cerca, te invitamos a disfrutar de este genial vídeo antes de seguir leyendo:

1. La organización de la hormiga guerrera

La hormiga marabunta es, sin duda, peculiar. En primera instancia, valga la aclaratoria de que dentro del enorme grupo que representa la hormiga marabunta, a las que nos referimos en concreto son a las hormigas siafu, hormigas guerreras u hormigas legionarias. Son éstas las depredadoras más voraces. Para alcanzar tales niveles, la organización que alzan entre ellas mismas es verdaderamente llamativa.

La hormiga guerrera basa su vida en una serie de olores y vibraciones que es capaz de captar y dejar en el ambiente, y que le permite avanzar siguiendo el rastro de feromonas que depositan en el suelo. Por medio de señales de comunicación bastante simples, pueden organizar grupos enormes de manera perfecta. De hecho, los grupos de estas hormigas pueden alcanzar la alucinante cifra de hasta veinte millones de individuos. Su comportamiento militar también es increíble. Estas hormigas son capaces de formar columnas de hasta veinte metros de ancho y unos doscientos de largo, y avanzar así en búsqueda de alimento.

La hormiga guerrera es dueña de unas poderosas mandíbulas, que son lo que más llama la atención de su pequeño cuerpo. No están hechas para masticar, sino para combatir y desmembrar a las presas y facilitar su transporte de vuelta al nido. De hecho, cuando la hormiga marabunta ataca a su presa, su cuerpo segrega una enzima que rompe el tejido, para facilitar el despiece del cuerpo. ¿Un dato terrible? Todo esto ocurre mientras la presa aún sigue con vida.

2. ¿Son peligrosas para el hombre?

hormiga guerrera

Todos nos lo preguntamos. ¿Es la hormiga legionaria realmente peligrosas para el hombre? Según dicen, su picadura causa verdadero dolor y alguna herida, son voraces y tampoco podemos pasar por alto su poderoso aguijón, capaz de inocular ácido fórmico. Pero la verdad es que ninguna de estas dos cosas nos puede quitar la vida. No tienen el poder de asesinarte, y sigues siendo mucho más grande que ellas, así que puedes acabar con buena parte del pelotón en una pisada.

Ahora bien, el verdadero peligro de la hormiga guerrera no es ninguna de estas dos cosas. Su auténtico riesgo está en el gigantesco número de individuos que suelen formar. Es como ver una sábana rojiza avanzar por el suelo lleno de pequeños animales voraces y muy violentos…

Fuente………..Super Curioso