DESTACADOPENSAR CON CRITERIOS

La Revolución de lo Inútil

¿Tiktoqueas por dinero, para encontrar aprobación, o por baja autoestima?

Estamos viviendo día a día cambios abruptos en nuestro entorno, pero también en nuestro yo interno. No podemos negar que las nuevas generaciones, son y serán dueñas de su evolución, pero lastimosamente en la actualidad esas nuevas generaciones están izando la bandera del triunfo en una revolución cuya consigna es lo inútil, si consideramos que ahora lo que más atrae a nuestros niños y jóvenes es alcanzar presencia a través de las redes sociales, donde buscan ganancias monetarias, aprobación y a la vez convertirse en referentes en esa amplía autopista digital.

Para los de las generaciones anteriores es difícil de digerir por qué sus sucesores son tan maleables. Evidentemente sin “pataleo” son llevados por los pelos hacia un abismo de falta de criterios propios, de dudosa innovación hacia lo realmente valorable o que represente un aporte significativo a la evolución humana.

Revisando información sobre el tema que está en la mente de muchos, pero que está casi fuera de la palestra pública (Se habla muy poco de ello): el uso de las nuevas tecnologías, las redes sociales y sus consecuencias en el desarrollo mental de nuestros niños y jóvenes; me encontré con lo que se conoce como el fenómeno TikTok.

Lea también:
Cesta Familiar se ubicó en US$ 550,39 en Junio: Cendas-FVM

En su mayoría estas plataformas digitales, especialistas en mantener ocupada en “pendejadas” a la población más vulnerable al incandescente mundo de las redes sociales, no están aportando mucho al crecimiento emocional en nuestros niños y adolescentes.

El tema es complejo porque estamos en tiempos de avances, puesto que las ancestrales generaciones anteriores a las millennials, están obsoletas y ya de paso, sin embargo es bueno preguntarse hacia dónde llevamos a nuestros niños y jóvenes, quienes serán los adultos del futuro y en cuyas manos está la perpetuidad de la humanidad.

TikTok, una aplicación creada por la firma china de tecnología ByteDance, es una app de redes sociales que permite grabar, editar y compartir videos cortos (de 15 a 60 segundos) en loop y con la posibilidad de añadir fondos musicales, efectos de sonido y filtros o efectos visuales.

Para volverse popular en TikTok, se crean constantemente vídeos que atraigan a la mayoría de los usuarios. Puedes hacer esto haciendo vídeos de sincronización de labios o baile que muestren tu habilidad, o puedes ir en la otra dirección y burlarse de las canciones en sketches cómicos.

La app de vídeos Musical.ly fue el detonante de esta revolución inútil. Fue creada en China y dirigida a sus jóvenes, como una forma de desarrollar talentos musicales juveniles, en un país impenetrable por las redes sociales. En China no hay Instagram, Facebook o Twitter. Debido a su popularidad y penetración fuera de las fronteras asiáticas, Musical.ly fue comprado por la gigante ByteDance, la cual la transformó en el Douyin (TikTok) que alcanzó su máximo nivel de popularidad en 2019. Pero, cómo se ha expandido esta aplicación que hasta los adultos mayores la utilizan, la respuesta es muy clara, la humanidad está ávida de madurez emocional y su tiempo libre es tan escaso debido al trajín de la modernidad, que las personas prefieren utilizar una hora de su tiempo tiktoqueando, riéndose de la mediocridad, y al mismo tiempo ilusionarte con obtener un margen de ganancia y ser popular.

Son pocas las cosas que necesitas para el uso de esta aplicación; un celular, señal de internet, un minuto de tu valioso tiempo para visualizar estos atractivos, graciosos y asombrosos vídeos y luego sin darte cuenta, en una hora atrapado por la moda de una app de la que todos hablan, habrás abierto más de 60 vídeos, siendo parte de su viralización, o estarás pensando cuál será el que podrás realizar para postearlo y ser parte de este boom tecnológico.

Las redes sociales, utilizadas hasta en la Patagonia, desde el 2019 se han visto inundadas de tiktoqueros de todo calibre. Cada vez más niños, adolescentes, jóvenes y hasta adultos mayores hacen uso del TikTok, no sólo para ver los vídeos sino también para imitarlos y luego postearlo con la ilusión de hacerse viral y lograr con centenares de seguidores que los lleven a convertirse en famosos influencers, y por ende comenzar a generar dinero por su material audiovisual.

Pero, qué hay detrás de esta práctica desmesurada de tiktoquear a diestra y siniestra, pues además de risas, ridiculez, talento, también hay peligro.

Lo más peligroso son los challenge, pues son retos virales donde muchos niños y jóvenes sin supervisión de sus padres arriesgan su vida o pueden llegar a sufrir lesiones severas. Se han registrado varios casos en todo el mundo.

Retos como prenderse fuego con alcohol, tirarse del cabello hasta sangrar, caer y golpearse la cabeza, son solo algunos de los retos que vemos a diario viralizados a través de las redes sociales en videos producidos en la plataforma TikTok.

Lo dijo César Miguel Rondón recientemente en una entrevista que circula por las plataformas digitales, “lo peligroso de estas redes sociales es que le dan puerta abierta a la mediocridad”.

El hecho de que sea utilizada por jóvenes, y niños menores de los 13 años permitido por la plataforma, pues tienen la posibilidad de ocultar sus edades, ya que no tiene forma de verificar dicha información; hace pensar el riesgo que corren solo si tomamos en cuenta que se encuentran en la etapa de la maduración de sus emociones y sus capacidades de pensar con criterios propios, debido a que las áreas corticales responsables de la planificación, control y ejecución  de los movimientos voluntarios, están en formación. Sus mentes son más vulnerables y son atrapados fácilmente por el deseo de imitar a las masas para ser populares, ya que no dominan el control de sus impulsos, porque aún están en desarrollo, por lo que les imposibilita medir consecuencias.

Asimismo, en el caso del adolescente, este está en una etapa donde lo más importante es la aprobación y para ello necesita una identidad. Mientras más likes consigan se sentirán más aceptados, es allí cuando estas plataformas utilizadas sin control ni orientación de los padres y maestros pasan a dominar su vida y su estado de ánimo.

Otra situación que lleva a que los niños y adolescentes estén en riesgo es su apego sentimental a las redes sociales y en este caso a la plataforma de más relevancia en la actualidad, TikTok; es que como ha sido evaluado por los especialistas en conductas humanas, muchos padres utilizan los celulares como “niñeras”, por lo que crea en el niño un vacío emocional que es llenado con la aceptación que les da ser populares en las redes sociales. Por lo que pasan mucho tiempo y sin ningún tipo de control utilizando las pantallas de sus celulares.

La actividad online creció casi un 200 por ciento en los últimos años, ayudado por el confinamiento sufrido por la pandemia del coronavirus. Qué es lo peligroso de este crecimiento digital, que los jóvenes están cambiando amigos por seguidores, es decir socializan por las redes   con metaversos, siendo beneficioso sólo para el desarrollo de estas nuevas tecnologías, pero no para el crecimiento personal de nuestros niños y adolescentes.

La responsabilidad de evitar este grave problema social está en manos de los padres, pues sobre sus hombros recae la posibilidad de vigilancia y control de su uso. Deben saber qué hacen y qué ven sus hijos a través de las pantallas digitales, delimitar el acceso a internet y por supuesto practicar actividades recreacionales diferentes, como paseos y reuniones familiares. La clave es la atención que responsablemente se les ofrezca a los hijos. El mundo de la tecnología avanza a pasos agigantados, está en constante movimiento, es allí donde la conexión emocional que se tenga con los hijos le permitirá que no depositen sus emociones en una pequeña pantalla digital de su celular, tablet o PC.

, , , , , , , , , , , , , , ,
LOGO EL REGIONAL DEL ZULIA - BOTON PRINCIPAL

Suscríbete a nuestro boletín

Reciba nuestro resumen con las noticias más importantes directo a su buzón.