Un año del adiós a Diego Armando Maradona

Comparte:

ESPECIAL.-Hoy se cumple un año de la muerte de Diego Armando Maradona. El día que estremeció a todos, al mundo entero. Un mediodía que retumbó como nunca porque el corazón de Diego se apagó a los 60 años.

Éste fue un hombre que pasó su vida trabajando de deidad en los estadios, asfixiado a la tiranía del rendimiento sobrehumano, inyectado de cortisona y analgésicos y ovaciones: acosado por las exigencias de sus devotos y el odio de sus ofendidos.

Homicidio doloso.

Así que todo con Diego fue drama, incluso todo el año después de su fallecimiento. Maradona fue, faltaba más, la apoteosis del fútbol. Maradona fue un héroe de este campo contemporáneo de batalla que no es un campo ni batalla.

Pero tras su muerte se han librado mil discusiones que sí se pueden considerar batallas. La primera de esas conversaciones se libró en torno a una pregunta ¿se murió naturalmente Diego?

La fiscalía general de San Isidro, liderada por John Broyard, tomó declaraciones a imputados y a testigos desde poco después de la muerte. Todas estas recogidas por el diario Olé.

Todos los análisis dicen que por lo menos en el tratamiento de Diego hubo mala praxis. También, en base a testimonios y miles de audios, la fiscalía halla pruebas suficientes para tratar el caso como un eventual homicidio doloso (es decir, con cierta intencionalidad).

Ahora, ¿quiénes son los implicados? La lista es larga, pero los principales sospechos son: el médico de cabecera Leopoldo Luque, el mismo que siempre iba a la clínica a atender personalmente a Diego; la psiquiatra Agustina Cosachov; el psicólogo Carlos Díaz; la enfermera Dahiana Gisela Madrid y el enfermero Ricardo Almirón.

La herencia que dejó el Diego.

A pesar de su exitosa carrera como futbolista al final no tenía los millones de antes entre sus cinco hijos Dalma, Gianinna, Jana, Diego Junior y Dieguito Fernando se deben dividir pocas cosas.

Pero habrá una subasta en diciembre, a cargo de la firma Mercado. Allí se subastarán dos propiedades, dos BMW y unHyundai (entre los tres, una base de cerca de 400.000 dólares). Luego, algunos objetos que fueron guardados en un depósito ubicado en San Isidro. La subasta será el domingo 19 de diciembre.

Además, hay dinero (entre 5 y 6.000.000 de dólares) en cuentas de Suiza y Dubai, informa el diario La Nación.

El último templo de Diego.

«8 de septiembre de 2019 Diego Armando Maradona pisa por primera vez su templo definitivo”, sentencia un mural que se ubica en el estadio de Gimnasia, su último club.

De ahí en adelante todo se vivió como Maradona jugó, con intensidad. En 14 meses y medio pasó de todo: la mala racha inicial, goleadas de visitante, una renuncia, la protesta de los hinchas para que cambiara de opinión, el regreso, sus llamados para reforzar el plantel, el triunfo agónico ante Independiente, su paso por la Bombonera, la pandemia que mandó a todos a hibernar.

Después la desafortunada aparición en su cumpleaños 60, la internación, el hematoma subdural, los miedos, su fallecimiento. La síntesis no alcanza ni ayuda para describir lo que vivieron los simpatizantes de Gimnasia.  

En Italia, en Nápoles también decidieron crear un templo al Diego, pero no de murales, sino un estadio entero.

Luigi De Magistris, alcalde de Nápoles, se mostró conmovido a la par de los ciudadanos que coparon las calles italianas apenas se conoció la triste noticia y fue el responsable de confirma el cambio de nombre del estadio del Napoli. La denominación del estadio pasó de San Paolo a Estadio Diego Armando Maradona.

Paradójicamente, la fragilidad del ocaso, si bien triste, humanizó la figura omnipotente de D10S. Las imágenes finales, cada vez más duras, pusieron freno a tanta palabra. “Parasitaria o de vasallaje”, como graficó el colega Pablo Perantuono la relación de Diego con los medios. “Celebratoria y redentora o impiadosa y miserable”. Creemos que ya todo fue dicho, pero todavía queda acaso mucho por decir.

 Enterrado sin corazón.

El médico y periodista Nelson Castro ha revelado en su libro ‘La salud de Diego’ nuevos detalles sobre su fallecimiento, incluido el hecho de que fue enterrado sin corazón.

En una entrevista concedida este lunes al programa televisivo ‘Almorzando con Mirtha Legrand’, el autor del libro recordó que «hubo un movimiento de un grupo de barrabravas de Gimnasia y Esgrima de La Plata que planeó irrumpir y extraer el corazón», lo que nunca llegó a concretarse debido a que era un acto de una osadía enorme». «Pero estuvo detectado que eso iba a ocurrir, entonces se le extrajo su corazón además para estudiarlo», debido a su importancia en «la determinación de la causa del fallecimiento», explicó Castro.

¿Enterrado sin corazón? Sí y quizás esa información marca el adiós de Diego después de un año.

Pero lo que queda siempre en la memoria es que nadie se divertió y divirtió tanto jugando con la pelota. Nadie da tanta alegría como este mago que danzaba y volaba. Resolvía partidos con un pase imposible o un tiro fulminante. En el helado fútbol del siglo XXI, que exige ganar y prohíbe gozar, hace un año falleció el hombre que demostraba que la fantasía puede también ser eficaz.

Maradona no ofreció respiro a Diego. Era imposible ser Maradona en vida. También lo es ahora en la muerte.

POR: MERIDIANO/Samuel Aldrey 

FOTOS: AGENCIAS/CORTESÍA

elregional

Diario de contenido informativo, noticias del acontecer local, regional, nacional e internacional “El Regional del Zulia"