DESTACADONACIONAL

Fuerzas armadas de Colombia y Venezuela ahora son aliadas contra la guerrilla del ELN

  • Petro, en el poder desde agosto, retomó las relaciones y pide una salida negociada a la crisis política de Venezuela. La próxima semana Bogotá será sede de una conferencia internacional que busca aliviar las tensiones entre el chavismo y la oposición.

Las fuerzas militares de Venezuela y Colombia están «aliadas» en su lucha contra la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que opera en ambos lados de la frontera, informó el presidente colombiano Gustavo Petro.

Aunque el ELN sostiene negociaciones de paz con el gobierno colombiano desde noviembre, los combates entre rebeldes y la fuerza pública siguen.

La guerrilla, que el próximo año cumplirá 60 años de levantamiento armado, se negó a hacer parte de una tregua bilateral que Petro le propuso en Año Nuevo.

«En esa medida hay una confrontación militar que tiene ahora un nuevo ingrediente: las fuerzas militares en Venezuela están actuando aliadas con el gobierno colombiano, con su ejército, quitando un espacio que antes tenía muy libre el ELN», dijo el mandatario a la revista Semana.

Cercano al presidente venezolano Nicolás Maduro, Petro dio vuelco a la relación entre ambos países.

Su antecesor, el derechista Iván Duque (2018-2022), había roto los lazos diplomáticos con Venezuela en 2019 para presionar la salida del poder de Maduro y como respaldo al líder opositor Juan Guaidó.

También denunciaba constantemente que el ELN y otros guerrilleros de las FARC que se apartaron del acuerdo de paz de 2016 se refugiaban del otro lado de la porosa frontera de 2.200 kilómetros.

Petro, en el poder desde agosto, retomó las relaciones y pide una salida negociada a la crisis política de Venezuela. La próxima semana Bogotá será sede de una conferencia internacional que busca aliviar las tensiones entre el chavismo y la oposición.

Según la inteligencia de Colombia y estudios independientes, los miembros del ELN transitan con libertad entre ambos países especialmente en los departamentos colombianos de Norte de Santander y Arauca y los estados venezolanos de Zulia y Táchira.

Allí trafican cocaína y explotan minerías ilegales.

Tras un ataque del ELN que dejó nueve soldados colombianos muertos el 29 de marzo, Petro considera indispensable pactar una tregua con la guerrilla.

Las negociaciones de paz empezaron en Caracas, luego se trasladaron a Ciudad de México y se reanudarán en La Habana a principios de mayo.

Por: Banca y Negocios