CARTA ABIERTA AL PUEBLO COLOMBIANO

POR: DR. JOSÉ ERNESTO PONS B

El único animal que se da con la misma piedra dos veces y hasta tres es el hombre, es tal el grado de estupidez que se desarrollan en la vida que parte de los pueblos, que surcan el devenir pensando en “pajaritos preñados” de una felicidad que nunca logran concebir y en caso de hacerlo se desvanece de forma mágica los eventos que por una u otra razón no se dan en la vida política de los pueblos.

Estamos cayendo en un círculo vicioso de izquierdas y derechas, en un juego sin fin de una especie de  Ping-Pong, las izquierdas y las derechas consolidan sus triunfos y luego tras las expectativas no satisfechas buscan bajo cantos de sirenas, nuevas oportunidades con las mismas promesas de siempre. Es como pretender pensar que con los mismos responsables de tanta calamidad y formas se lograran los cambios y ajustes necesarios para un cambio radical en las oportunidades que unos u otros nos ofrecen en campaña electoral.

Es realmente un caos social y político lo que en Latinoamérica está sucediendo, con el atenuante que estas izquierdas logran disfrazar sus gobiernos en verdaderas dictaduras, solapadas en democracia. Movilizando bajo la mesa el poderío de la maldad, la compra de conciencias, las amenazas de vida, y un mundo perverso de elementos que los atornillan en el poder, sembrado en estos casos, miserias, hambre, corrupción y muerte causada en una gama amplia de formas de consolidar esta “bestia infernal”.

Ahora le toco a Colombia, dueña de las “Perlas del Caribe” entrar en un espiral cuyo presente se convertirá en un sueño apreciado y el malestar de reconocer, que eran un pueblo feliz y con oportunidades, aun presente cercano de hambre, miseria, persecución y pare de contar. Empobreciendo a los sectores productivos, controlando las instituciones y el secuestro de la Justicia  e instancias que logren denunciar y poner presos por las desventuras por ocurrir. Los capitales se irán, se esfumaran las inversiones y las alianzas internacionales estarán en manos enemigas del imperio norteamericano y de la gente común del día a día de la Colombia actual. Triste pero tan cierto. Vean a los vecinos cofundadores de la Gran Colombia.

La justicia Social, será la bandera para los más atroces hechos de venganzas personales, la educación empobrecida lograra sus más mínimos resultados y la gratuidad de la educación universitaria será el pretexto para lograr minar la con ridículas frases revolucionaria Procubanas de los años sesenta, “Patria, Socialismo y Muerte” y para colmo como epíteto o sello final, “venceremos”. Buscaran cambiar la historia de la Gran Colombia, por un Simón Bolívar “zambo y tosco”, desdibujado de su real origen de un hombre de fina figura y valor abnegado.

Con el dolor de un Latinoamericano, parte de un pueblo llevado a las peores circunstancias de vida, de dolor y muerte, víctima de una migración desenfrenada y sin referencia alguna lamentamos el nuevo derrotero que recién iniciara luego de la toma de posesión del señor Gustavo Petro. A ustedes nuestros más profundos sentimientos de solidaridad.

Dr. José Ernesto Pons B

@joseponsb

Profesor e investigador universitario, venezolano.