LA CANDIDATURA PRESIDENCIAL DE LORENZO MENDOZA Y LA LLAMITA CORRUPTA DE MANUEL ROSALES

POR: GIAN CARLO DI MARTINO

Postrecitos de Huevos Chimbos

1.- El amedrentamiento del alcalde de Maracaibo a la comunidad… Rafael Ramírez es un dirigente de la banda criminal Primero Justicia, una de las pandillas que junto a las bandas hamponiles Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática, protagonizaron las guarimbas en todo el país.

Eso es lo primero que debemos tener presente. Por tal razón, Maracaibo acoge a un alcalde de naturaleza política violenta, que ahora quiere mantener la ciudad limpia sembrando el terror en las comunidades.

Según una denuncia que me llegó aquí a Milán, Ramírez solo ordena recoger la basura en las avenidas y áreas visibles, para poder sostener la mentira de una gestión mediática de eficiencia, pero no se mete a las catacumbas, no llega al corazón de las barriadas.

Tal situación trae como consecuencia que la gente de la parte interna de las comunidades, no hallan qué hacer con la basura. Por tal motivo, algunos vecinos del barrio Los Robles, parroquia Luis Hurtado Higuera, Maracaibo, arrojaron algunos desechos a la cañada del sector.

Y la solución que encontró el alcalde fue enviarles una persona identificada como Wilfredo, con un funcionario de la Policía de Maracaibo para amedrentarlos, cuando la solución debió ser recogerles la basura de inmediato.

No estoy de acuerdo con que se lancen los desperdicios a las calles y menos a las cañadas, pero el alcalde debe cumplir con el aseo de la ciudad. Si no está a la altura del cargo para el cual fue electo, dígalo, renuncie, pero no se puede permitir que quiera ocultar su ineficiencia y su naturaleza política violenta atemorizando a las personas en nuestros barrios.

Para mi, Rafael Ramírez pretende obligar a la gente a mantener el silencio, mientras gestiona el pago del aseo, porque, ¿cómo cobra por un servicio que no cumple? Llamo a estar atento ante esta situación, sobre todo a las vejaciones en contra de los vecinos de las comunidades de Maracaibo.

2.- La FANB cortando pelos en el aire… Nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana no come cuentos de Terroristas Armados Narcotraficantes de Colombia (TANCOL). El último reporte que le leí del general Domingo Hernández Lárez, jefe del Comando Estratégico Operacional de la FANB, decía que habían derribado otro avión, el número 22 en lo que va de 2022 y el 300 desde 2012. Y no descarto que, en el tiempo transcurrido entre la redacción de esta columna y su publicación, baje alguna otra aeronave, porque repito, la FANB está que corta pelos en el aire.

3.- Ruta del narcotráfico por la selva del Darién… En su programa Con El Mazo Dando 395, el camarada Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), dijo que detrás de la campaña sobre los migrantes venezolanos en la selva del Darién, podría estar el narcoparaco Iván Duque, buscando de trasfondo la construcción de una carretera en ese peligroso tapón montañoso, con el fin de que las mafias del narcotráfico, a las cuales pertenece, puedan traficar con mayor facilidad la droga de Colombia a Panamá.

Esa presunción tiene mucho asidero. El que conoce a Duque sabe que no tiene ningún límite en el mundillo delictivo. Recordemos que ese bandido en complicidad con el narcoladrón Juan Guaidó y los panas de éste, quienes pertenecen al grupo paramilitar “Los Rastrojos», han pretendido mantener el negocio del narcotráfico utilizando a Venezuela como puente.

Pero el general en jefe Domingo Hernández Lárez, avión del narcotráfico que vea volando bajo en Venezuela, avión que pone a besar la tierra de inmediato. Y es obvio que Duque va a intentar seguir con el negocio de la droga a toda costa.

De allí que no se descarta entonces, que ande promoviendo al más alto nivel una campaña contra los migrantes venezolanos, con el propósito final de que le construyan vías de penetración para poderlas utilizar con sus mafias y seguir traficando.

4.- El combate a la corrupción… Retomo las palabras del camarada Diosdado Cabello diciendo que: “muchos grandes Movimientos se han ido por la cloaca de la corrupción”, y fustigó el caso de un diputado cargando la carpeta de un empresario: “¿Qué es eso?, cargue la carpeta de un señor que necesita una silla de ruedas, del que necesite una operación, del arreglo de la escuela del sitio donde fue electo”.

Hay que ser implacable contra la corrupción, por eso me gusta destacar y reproducir en mi columna las denuncias al respecto. En mi caso, hasta desconfío de la gente que se cree más chavista que Chávez, y que condena la autocrítica argumentando que quien la hace saltó la talanquera, para descalificarlo. El que se opone a la crítica y a la autocrítica evidentemente oculta algo. No hay otra explicación.

Aplaudo la posición del camarada Cabello en sus programas con El Mazo Dando. Siempre poniendo los puntos sobre las íes, caiga quien caiga. Así se protege la revolución bolivariana.

5.- La llamita corrupta de Manuel Rosales…El robo en manos de delincuentes en potencia se convierte en un cuero seco. Se pisa por un lado y se levanta por otro. Lo digo tras observar los detalles de la extradición desde España del bandolero Ernesto Quintero, tesorero de ABA Mercado de Capitales y de otras empresas que integran ese consorcio financiero, procesado por estafa continuada, legitimación de capitales, apropiación de recursos y valores y asociaciones para delinquir, en perjuicio de multiplicidad de víctimas.

Apelo al refrán del cuero seco, porque a la corrupción por más que se le quiere echar tierra, en cualquier momento reaparece por algún otro lado, por cuanto la verdad nunca muere. A veces está por allí, silenciosa, inerte, y de pronto revive.

En el caso de la estafa que implica a Quintero, Diosdado Cabello comentó en su programa con el Mazo Dando 395, que allí también estaban involucrados Enrique Auvert y Juan Carlos Abudei, a quienes el exconvicto gobernador de Zulia, Manuel Rosales, les regaló en su anterior gestión en el Palacio de Los Cóndores, unos ostentosos relojes.

El más caro fue el de Abudei que costó 40 millones de bolívares, porque el Pasha de Enrique Auvert, lo obtuvieron en 35 millones, según el audio entre el exconvicto y una señora que, en los videos de las pruebas, identifican como Liseth Rincón. Allí la dama le dice que les enviará los relojes a sus casas junto con los de sus respectivas esposas, que adquirieron en 12 millones de bolívares cada uno.

De esa manera, comprando y bozaleando algunos medios de comunicación social, era que Rosales gobernaba Zulia, y hablo en pasado porque no tengo pruebas para decir que actualmente lo sigue haciendo, pero no olviden que “puerca pollera no pierde el vicio”.

Además, Rosales tiene muchas deudas con la justicia. Pagó cárcel por una camioneta vieja, cuando se sabe que se apoderó de unas 11 haciendas en el Sur del Lago de Maracaibo, con dineros que se robó de la administración pública, es decir, con la plata de todos los zulianos. Y está en libertad.

Esa es una verdad que Rosales no puede ocultar, por cuanto la corrupción es una llamita encendida en el alma de los ladrones que, en cualquier momento, a la primera oportunidad, crece y arrasa con todo lo que encuentra a su paso. Por eso, los zulianos deben tener un cuidado extremo con ese forajido en el Palacio de Los Cóndores.

6.- Deseos de justicia… En torno a la extradición del maleante Ernesto Quintero, hay otro aspecto que resaltar, cómo es el hecho de que el rufián Leopoldo López, quien le dio públicamente su apoyo, se hizo tendencia en Twitter.

¿Y por qué creen ustedes que se hizo tendencia en la red del pajarito? Se hizo tendencia porque la gente en Venezuela quiere justicia, detesta a ese bandolero y también lo quiere de vuelta en el país para que siga pagando cárcel.

Este es un caso similar al que se le presentó al narcoladrón Juan Guaidó durante su gira por el país en campaña presidencial: a el sitio donde llegaba lo recibían a silletazos. Quisieron acusar a los chavistas, pero está demostrado que no es así. La realidad está a la vista de todo el mundo. El pueblo venezolano, sobre todo del sector opositor, se cansó de las andanzas de esos delincuentes. Ya no los soporta. Los desprecia. Y los quiere entre rejas.

El nombre de “El Vampiro” Antonio Ledezma, de la misma manera fugitivo en España, igualmente salió a relucir tras el caso del estafador Ernesto Quintero. La gente, aparte de saber que es otro ladrón, no olvida que ese criminal les echaba a los viejitos la ballena de la Policía Metropolitana, cuando le reclamaban el pago de sus prestaciones sociales.

Pero, en resumen, todo eso ocurre porque, repito, Venezuela quiere justicia. La Patria de Bolívar anhela ver presos a todos esos opositores terroristas que formaron parte de la destrucción del país, que se burlaron de sus seguidores y ahora están millonarios queriendo ser candidatos a ocupar la silla de Miraflores, como si nada hubiesen hecho.

7.- La candidatura presidencial de Lorenzo Mendoza… Mucha tela que cortar sobre las oscuras aspiraciones de este pillo que, por cierto, no son nuevas. Vemos por las redes sociales que se desató una repentina precampaña electoral en función de los próximos comicios en 2024, pero bien sabemos que en política nada es casual.

Menos si está involucrado ese criminal que, en las presentaciones públicas luce hasta una aureola, cuando la realidad es que siempre lleva empuñado el diabólico tridente de satanás levantado como un aguijón, para clavárselo a quien sea a traición por la espalda, como se lo clavó al pueblo de Venezuela.

Uno lo ve y lo escucha hablando y jamás se imagina que detrás de ese hombre con una apariencia tan sencilla, bondadosa, casi de hermanita de la caridad, se esconde uno de los golpistas que más le ha hecho daño a los venezolanos y venezolanas; uno de los artífices de la guerra económica, de la inflación, del alto precio de los productos básicos, y de intentar que la gente más vulnerable de nuestro país no tuviera acceso a los alimentos.

Por ende, quiero hacer algunas consideraciones sobre la sorpresiva precampaña que ese truhan hace queriendo engañar al pueblo. Comienzo por la que luce más inocente, según la cual, un grupo de personas por iniciativa propia y de manera espontánea lo quiere proponer a la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela.

Siendo así, eso va en contra de la misma oposición terrorista a la que pertenece. Aunque, como todos sabemos, Mendoza es un hombre que actúa a la sombra; en política procede igual que en las empresas Polar. Gasta un dineral en publicidad para que le fabriquen una imagen de altruista, pero cuando uno escucha a sus trabajadores, nos reafirman que es un parásito que odia a la gente que explota.  Es tan canalla que prefiere gastar todo el dinero en abogados, antes que pagarles lo que legalmente les debe. Muchos de sus empleados se han muerto esperando que les cancelen sus prestaciones sociales.

Mendoza tampoco produce nada, pero quiere aparecer como un productor exitoso.  Por ahí, el primer vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello, denunció que pretendió manipular a los campesinos para comprarles el maíz financiado por el Estado.

En política es lo mismo, nunca ha hecho nada, salvo conspirar en contra del pueblo venezolano, pero quiere aparentar que es una alternativa para dirigir los destinos de una patria como Venezuela. ¡Dios nos agarre confesados! Un parásito que tapa con dinero su incapacidad.

De todos modos, la campaña electoral le saldría gratis a Lorenzo Mendoza. No olvidemos que ese bandido se robó los dólares preferenciales que le entregó el Gobierno bolivariano, para los alimentos de los venezolanos y venezolanas. Y los puso a producir en otros países como buen traidor de la Patria.