Comparte:

Muy pequeño Daniel Pereira llegó a los Estados Unidos. Más de 108 mil familias venezolanas han solicitado asilo en los Estados Unidos según informa Human Rights hasta el año 2020. La familia de Daniel fue una de ellas. 

Tal vez la mayoría podría pensar que un venezolano en el país norteño se podría interesar por el béisbol, pero no, Daniel ya era un amante del fútbol desde su natal Venezuela y siguió con su pasión en suelo estadounidense. En la Universidad Virgina Tech el guaireño se convirtió en una de las revelaciones del año 2020. Esa explosión de talento le llevó a ser seleccionado por el Austin FC, uno de los nuevos equipos de expansión en la Major League Soccer.

«No estaba esperando ser el número uno, porque había tan buenos jugadores. Pero es un honor. Estoy realmente feliz. Mis amigos están llorando. Es un momento que nunca olvidaré», expresó citado por el portal Tudn.com, luego de conocer su selección en el draft.

“Yo no me quería ir de Venezuela. Estaba con mi fútbol, tranquilo, estaba con mis amigos. Tenía todo arreglado. Pero también sabía que la situación en Venezuela era muy grave, que se iba a poner peor (…) Sabía que mis papás lo estaban haciendo por mí, para un mejor futuro para mí. Lo cual funcionó”, precisó el mediocampista.

El joven de 21 años confiesa que su llegada a Estados Unidos no ha sido sencilla, claro, como todo proceso migratorio tiene sus complicaciones. “Ni papá ni yo hablábamos inglés, mi mamá sí un poco y con eso nos ayudamos”, expresó Daniel en una entrevista con CNN.

«Ese fue el mayor sacrificio. Venir a Estados Unidos. ‘Resetear’ y comenzar desde cero, y eso fue lo que hicimos. A mí la idea no me gustaba mucho, porque dejaba al equipo con el que yo jugaba en Venezuela. Me salió mucho mejor de lo que pensé. Ese fue el mayor sacrificio que tuve que hacer», agregó Pereira a Tudn.

El fútbol le permitió mantenerse de pie, enfocarse en una actividad que entre otras cosas importantes le brinda tranquilidad emocional. Jugando fútbol pudo socializar, hacer nuevos amigos, además le abrió las puertas en la universidad.

El talento y la disciplina lo han llevado a donde está, pero el esfuerzo de la familia es vital en esta historia, y Daniel lo sabe. “Mis padres vinieron acá, dejaron su profesión, su trabajo por darme un futuro mejor y ahora puedo devolverles todo”, expresó citado por Idiomafutbol.com

La llegada de Daniel al Austin F.C. es histórica ya que fue la primera selección del equipo. Esto es primera vez que ocurre con un latinoamericano en la MLS. Esta liga siempre ha sido una gran plataforma para los vinotintos. En sus comienzos en los años 90, Giovanny Savarece se convirtió en uno de los referentes de New York Metrostars, marcando el rumbo para jugadores venezolanos que han tenido grandes experiencias en suelo estadounidense, entre ellos Alejandro Moreno, Cristian Cáceres o Josef Martínez seleccionado como jugador más valioso con el Atlanta United, entre otras grandes figuras. 

Y claro, Daniel espera tener el éxito de sus compatriotas. Ya debutó en esta temporada 2021, figurando en la mayoría de los partidos como titular. Así este joven tiene el camino abierto al éxito, con un gran talento en sus pies y con la bandera venezolana en su corazón.

elregional

Diario de contenido informativo, noticias del acontecer local, regional, nacional e internacional “El Regional del Zulia"